Reducción de las obligaciones contables para las PYMES

A partir de las cuentas anuales de 2016, las empresas que puedan presentar balance y memoria en su versión abreviada o las que utilicen el modelo del Plan Contable de Pymes, ya no deberán presentar el “Estado de Cambios en el Patrimonio Neto” que pasa a tener un carácter voluntario, al igual como el “Estado de Flujos de Efectivo”.

Se rebajan los límites para el Plan Contable de Pymes y se simplifican los informes de las cuentas anuales.

Asimismo, con efectos retroactivos desde 2016, pueden aplicar Plan Contable de Pymes (que se ha simplificado en algunos de sus conceptos) las empresas que durante dos ejercicios consecutivos cumplan dos de estas circunstancias:

  • Que el total de las partidas de su activo no superen los cuatro millones de euros (2.850.000 euros hasta el ejercicio 2015).
  • Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los ocho millones de euros (5.700.000 euros hasta el ejercicio 2015).
  • Y que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a 50 (igual que antes).

Es decir, que se igualan los límites para poder aplicar el Plan Contable de Pymes y para elaborar el balance y la memoria de forma abreviada.